miércoles, 16 de mayo de 2007

La Historia del Burro...


Creo que hay que dar crédito a quién crédito tiene...y tengo que reconocer que la reflexión del día de hoy debo agradecerla a quienes fueron mi fuente de inspiración. Paquito...Gracias por refrescarme en mi mente la Historia del Burro, Jose, gracias por haberla compartido conmigo la primera vez y Nancy, gracias por hacer alusión a que podría publicarla en mi blog.

Cada reunión donde se presentara la oportunidad se hacía la historia del burro, creo honestamente que ese burro es más famoso que muchos famosos!. Es la historia de un burro, un Señor, su esposa y un niño que viajan de una ciudad a otra y tienen que cruzar varios pueblos pequeños durante su trayectoria. Al pasar por el primer pueblo, las personas le dicen al señor (creo que esto lo escribió un hombre que quería afianzar su lugar en el patriarcado pues no se porque no se lo preguntaron a la mujer, pero bueno la historia es así) "Vaya que es tonto...tiene un burro y decide ir caminando". El señor que realmente estaba un poco cansado lo discute con su familia y todos deciden que el por ser un poco mayor ya debería ir en el burro (aparentemente era un viejebo que se había casado con una mujer joven).

Continúan su camino felices de haber satisfecho a la multitud. Toca cruzar el segundo pueblo, la multitud se les acerca y dice "Vaya...que abusador, montado en el burro cuando su mujer y su hijo van caminando". El señor lo piensa bien y decide montar a la mujer en el burro, pues por su condición de mujer despertaba en el un deseo de protección(se ve que no era mi esposo que hubiese seguido encaramado en el burro). Así que deciden cambiar de puesto y continúan su viaje felices de que dejaron a la gente del pueblo satisfecha.

Toca cruzar el tercer pueblo, en esta ocasión la multitud dice "Esa mujer ha de ser la peor madre que existe, porque mira, esta bien que deje caminar al hombre, pero a ese pobre niño...seguro que no tiene corazón", al escuchar esto, la pareja decide montar al niño (me imagino que a nadie le gusta que lo vean con cara de abusadores infantiles) y siguen su ruta felices pues han dejado satisfecha a la gente.

Llegan al cuarto pueblo, allí un grupo de personas que los ve pasar comenta "Vaya con la juventud de ahora, el respeto por los padres se ha perdido, mira a ese chico, con toda su juventud y fuerza pero prefiere dejar que sus padres caminen". El señor convoca reunión familiar para discutir que estrategia seguirían, pues estaba claro que sin importar cual de los tres iba en el burro siempre existía un problema.

Entre todos hacen un brainstorming (ja! palabrita dominguera) y deciden tomar una decision drástica, irían los tres en el burro, de ese modo nadie podría criticarlos. Orgullosos montan su burro, y zarpan rumbo a su destino final. Al llegar a la comunidad que los esperaba desde hacía unos días, escuchan al pasar los comentarios de sus compueblanos que dicen "Vaya abusadores...mira como traian a ese pobre burro sobrecargado"

Me gusta mucho la historia debido a la moraleja que hay implícita en ella, "nunca se puede satisfacer a todo el mundo, siempre habrá alguien que tenga algo negativo que decir". Es como cuando te pones a dieta, inmediatamente si lo dices hay alguien que comenta "estas un poco más gordita, verdad?".

Esto me lleva a reflexionar en cuantos de nosotros tratamos de satisfacer a todos y al final nunca lo lograremos y nosotros mismos no quedaremos satisfechos. Te cambias el corte de pelo, alguien prefería que tu lo tuvieses largo. Te maquillas y alguien te dice que te ves mejor al natural...la historia es interminable!. Por ende pienso que uno debe llevar a cabo aquellas actividades que nos proporcionen satisfacción personal y no perder el tiempo tratando de satisfacer a los demás.

Aclarando algo, por supuesto, si lo que te da satisfacción personal es JARTARTE un pastel que te hará engordar 2 mil kilos o ser rudo y herir a los demas...en ese caso amigo lector, trata de permanecer insatisfecho pues claro...y esto es una advertencia...la moraleja de arriba NO APLICA si tu satisfacción personal proviene de una práctica dañina o destructiva para tí y la sociedad (claro que esa advertencia me imagino que sobra pues quienes leen mi blog son personas de un alto nivel de discernimiento...eso espero).

1 comentario:

Anónimo dijo...

muy buena reflexion deberias poner el autor.